¿COMO HACER SEXO ANAL A TU PAREJA PRIMERIZA Y QUE GOCE?

Hacer sexo anal es placentero, pero muchas veces el temor a que dolerá si es su primera penetración causa rechazo a dicha practica.  Por eso, hoy queremos brindarte una serie de métodos que lograran que el sufrimiento disminuya considerablemente durante la actividad anal, Ya que una vez dentro (el pene), se sexo anal se convierte en un dulce placer para quienes lo comparten, eso si, siempre y cuando ambos estén totalmente de acuerdo.

El esfinter anal más rígido a la penetración y menos elástico que la vagina, con la consiguiente mayor fricción ocurriendo mayores micro-traumatismos durante el acto sexual. El sexo anal puede producir desgarros musculares en el esfinter anal, pon atención a estas recomendaciones que harán evitar el dolor y que penetración del ano sea placentera. 

RELAJACIÓN:
En el ano se puede insertar un pene largo fácilmente y la experiencia es muy agradable si consigues relajarte. El ano es como un delgado tubo con un pequeño anillo muscular al final. El anillo muscular se relaja y tensa para mantener los objetos fuera. Estos músculos son bastante fuertes y son controlados parcialmente por la mente. Tus emociones pueden controlar la tensión en cualquier momento. Una buena penetración anal no será placentera a menos que tus músculos estén relajados. Esto lleva tiempo y practica.



LUBRICACIÓN:
Empieza explorando la sensibilidad externa del ano de tu pareja y después pasa a una estimulación más directa. Puede hacerse manualmente o con un vibrador. Es recomendable que uses lubricante, esto disminuirá el dolor. Muchos hombres gozan acariciándose la próstata, a la cual puedes acceder insertando un dedo en el conducto anal. Con la punta del dedo, haz círculos suaves alrededor de la parte externa del ano de tu pareja, introduce la punta de tu dedo más o menos un centímetro dentro del conducto anal y continúa describiendo círculos en su interior. Necesitarás lubricar tu dedo y el ano de tu pareja.

DELICADEZ:
El hombre tiene que tener en cuenta que tiene que estimular y tener muchas precauciones en estimular y penetrar el orificio anal con mucha delicadeza y suavidad, para que en ningún caso le produzca más dolor a su pareja sino sensaciones agradables y positivas. Para el hombre, no te olvide que tienes que acariciar a tu pareja, el clítoris, e igualmente si eres un destacado amante o quieres serlo y la quieres hacer vibrar, los pechos y algunos golpecitos en sus nalgas. Todo al mismo tiempo. Ella tiene que disfrutar tanto o más que tú. 

LAMINA ANAL:
Obviamente la limpieza siempre va por delante y para realizar este acto se necesita de extrema limpieza. Bien, antes de detenerse en las nalgas, lama las zonas erógenas de su compañera. Luego, continúe con el entorno del ano, hasta llegar al mismo ano, zona muy sensible. En esos momentos, su compañera empieza a sentir una sensación caliente muy excitante. Suavemente introduzca en el ano un dedo o, mejor aun, un consolador liso y lubrificado. Deténgase un momento, para que el esfinter de su compañera se habitúe a ésta nueva sensación y presión. Efectúe luego un movimiento circular, que ayudará a relajar a su compañera. Empújelo un poco más hacia adentro, al mismo tiempo que realiza un movimiento de vaivén; asegurase de que su pareja se siga sintiendo a gusto.

SEXO ORAL:
Una buena manera de penetrar el ano sin dolor, es primero practicar el sexo oral. Lama la vagina y el ano de su compañera, haciendo que ésta se excite al máximo y se moje. Sus líquidos, más su saliva hará que la zona erógena esté húmeda y pueda recibir el pene sin dolor. Esta estimulación puede resultar muy placentera. Puede realizarse antes de la penetración anal, o acompañar la penetración vaginal o el sexo oral. La mujer también puede estimular la próstata de su compañero y aumentar así la intensidad orgasmica. 

JUGUETEANDO:
El hombre tiene que estar siempre muy atento a las reacciones de su compañera, y detenerse si ella se queja. En dicho caso, se volverá hacia atrás hasta que ella se encuentre más a gusto. La diversión inicia desde que comienzas a acariciar tu ano, o el de tu pareja, con un dedo lubricado, intercambiarlo por el pene o sustituirlo con el uso de juguetes sexuales o vibrador. 

SUAVIZA LA ZONA:
Recuerda tener a la mano un buen Gel soluble al agua, una crema o un lubricante para facilitar la penetración. A algunos les gusta mucho hacerlo evitando el uso de estos, pero es muy doloroso si lo practicas de vez en cuando. Pero a esos algunos también les gusta el dolor. Si deseas usar un lubricante mantente alejada de la vaselina  u otros lubricantes a base de petroleo. Cuanto más lubricante de calidad uses, más fácil, limpia, cómodo y placentera será la sesión que tengas. Y después de todo esto, tu pareja te pedirá a gritos sexo anal todos los días.  

Aprende más trucos, consejos y técnicas para hacer el amor como tu pareja se merece. SE UN VERDADERO AMANTE el que ella siempre soñó.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...